Buscar este blog

martes, 13 de octubre de 2015

LISTA REGALO DE CUMPLEAÑOS

1. Book de fotos: Tanto el que es tour por madrid o en estudio me parecen chulos.
https://www.groupon.es/ofertas/madrid/fotografia

2. Botas bajas negras Zara. Talla 40
3. Botas altas negras Zara. (Si son similares de otra tienda no me importa, pero yo no las he encontrado a mejor precio altas). Talla 40
http://www.zara.com/es/es/mujer/zapatos/botas/bota-xl-tac%C3%B3n-piel-c269197p2774441.html

4. Pijama Oysho polar.
De los que abrigan. Cursis. Talla M de arriba S de abajo. O 36 de abajo
http://www.oysho.com/es/es/prendas/pijamas/sudadera-coraz%C3%B3n-fluffy-c1196654p6097897.html
http://www.oysho.com/es/es/prendas/sudaderas/sleepwear/sudadera-oso-polar-c1196630p6097899.html





jueves, 17 de septiembre de 2015

You're crazy and I'm out of my mind

What would I do without your smart mouth?
Drawing me in, and you kicking me out
You've got my head spinning, no kidding, I can't pin you down
What's going on in that beautiful mind
I'm on your magical mystery ride
And I'm so dizzy, don't know what hit me, but I'll be alright


My head's under water
But I'm breathing fine
You're crazy and I'm out of my mind


Cause all of me
Loves all of you
Love your curves and all your edges
All your perfect imperfections
Give your all to me
I'll give my all to you
You're my end and my beginning
Even when I lose I'm winning
'Cause I give you all of me
And you give me all of you, oh oh


How many times do I have to tell you
Even when you're crying you're beautiful too
The world is beating you down, I'm around through every mood
You're my downfall, you're my muse
My worst distraction, my rhythm and blues
I can't stop singing, it's ringing, in my head for you


My head's under water
But I'm breathing fine
You're crazy and I'm out of my mind


'Cause all of me
Loves all of you
Love your curves and all your edges
All your perfect imperfections
Give your all to me
I'll give my all to you
You're my end and my beginning
Even when I lose I'm winning
'Cause I give you all of me
And you give me all of you, oh oh

Give me all of you
Cards on the table, we're both showing hearts
Risking it all, though it's hard



martes, 11 de agosto de 2015

Para reflexionar

Una chica muy arrogante esperaba su vuelo en la sala de un gran aeropuerto.
Como debía esperar un largo rato, decidió comprar un libro y también galletas.
Se sentó, para poder descansar y leer en paz.
En el asiento de al lado se sentó una señora ya de edad poco avanzada, que abrió una revista y empezó a leer.
Entre ellas quedó un paquete de galletas. Cuando la chica cogió la primera galleta, la señora también tomó una.


La chica se sintió indignada, pero no dijo nada. Solo pensó: "¡Qué descarada esta vieja; si yo fuera más valiente, le diría un par de cosas y hasta le podría insultar".
Cada vez que ella cogía una galleta, la señora también tomaba una.
Aquello le indignaba tanto a la chica, que no conseguía concentrarse ni reaccionar.
Cuando quedaba una sola galleta,
pensó: "¿qué hará ahora esta vieja aprovechada?".
Entonces, la señora partió la última galleta y con una media sonrisa en su rostro, sin decirle nada a la chica, dejó media galleta para ella.
¡Ah no! ¡Aquello le pareció demasiado! La chica se enfureció, se molestó, quedó muy indignada con tal situación.
Tomó la media galleta, no aguantó más y la tiró a los pies de la anciana diciendo: “vieja descarada, se ve que tiene hambre, eso es lo que usted es…una descarada”.
La señora la escuchó, agachó la cabeza y no respondió nada.
Se levantaron las dos y cada quien se dirigió a su propio sector de embarque, ya que tenían distintos vuelos y se dirigían, obviamente, a diferentes destinos.
Mientras caminaba a su sector de embarque, muy indignada, la chica resoplaba la enorme rabia que llevaba. Cerró su libro, tomó sus cosas y se dirigió a abordar.
Cuando se sentó en el interior del avión, miró dentro del bolso y para su sorpresa, allí estaba su paquete de galletas... intacto y cerrado.
¡Sintió tanta vergüenza! Que se le caía la cara y le dio tanto sentimiento con aquella señora que hasta lloró.
Sólo entonces se dio cuenta de lo equivocada que estaba.
¡Había olvidado que sus galletas estaban guardadas dentro de su bolso!
La señora había compartido todas sus galletitas con ella, y sin sentirse indignada, nerviosa, consternada o alterada.
Y ya no estaba a tiempo ni tenía posibilidades para dar explicaciones o pedir disculpas.

Pero sí para razonar: ¿cuántas veces en nuestra vida sacamos conclusiones cuando debiéramos observar mejor?
¿Cuántas cosas no son exactamente como pensamos acerca de las personas?

Y recordó que existen cuatro cosas en la vida que no se recuperan:
Una piedra, después de haber sido lanzada;
Una palabra, después de haberla dicho;
Una oportunidad, después de haberla perdido;
El tiempo, después de haber pasado.


NO ACTUEMOS APRESURADAMENTE.
MUCHAS VECES EN ESOS IMPULSOS, HASTA OFENDEMOS Y NO NOS DAMOS CUENTA QUE LAS COSAS NO SON COMO PENSAMOS.

MEDITEMOS ANTES DE ACTUAR Y OFENDER.
ANTES DE FORMARTE UN JUICIO DE AQUELLO, ASEGÚRATE BIEN, NO VAYA HACER QUE DAÑES A ALGUIEN INMERECIDAMENTE, TE ARREPIENTAS Y YA SEA DEMASIADO TARDE.

lunes, 10 de agosto de 2015

¿Como has podido dudar?


Pudiste haber sido el príncipe de un cuento imperfecto que recorriera kilómetros para estar conmigo.

 Y todo lo que tengo es este extraño vacío

—Paola E. Haiat



viernes, 7 de agosto de 2015

Amor

Dudabas
Dudaba.

¿Pero sabes como me di cuenta de que lo tuyo es amor? 
Leyendo sobre desamor
Leyendo sobre personas que no querían lo suficiente
Leyendo sobre parejas toxicas
Leyendo sobre relaciones que no van
Leyendo sobre personas que sufren por no ser queridas.

Y, no me sentí identificada. 



Me pierdes

Necesito que te atrevas, que todos los pasos que vayas a dar los des hacia adelante, de a poquito si quieres, pero hacia adelante.
De lo contrario… me pierdes.


jueves, 6 de agosto de 2015

 Pero si una parte no está bien, ya ninguna lo está. 


La pieza que me falto

"Es una locura odiar a todas las rosas porque una te pinchó. Renunciar a todos tus sueños porque uno de ellos no se realizó".
-El Principito-


viernes, 31 de julio de 2015

Voy a acordarme de ti toda la vida

Si todos los caminos llevan a Roma… ¿cómo se sale de Roma?
A veces pensamos demasiado y sentimos muy poco. Mi abuelo siempre decía que: “Si alguien quiere seriamente formar parte de tu vida hará lo imposible por estar en ella”. Aunque en cierto modo, perdamos entre pantallas el valor de las miradas… olvidando que cuando alguien nos dedica su tiempo, nos está regalando algo que no recuperará jamás.
Y es que la vida son momentos… ¿sabes? Que ahora estoy aquí y mañana, mañana no lo sé. Así que quería decirte, que si alguna vez quieres algo, si quieres algo de verdad, ve por ello sin mirar atrás. Mirando al miedo de frente y a los ojos, entregándolo todo y dando el alma, sacando al niño que llevas dentro. Ese que cree en los imposibles y que daría la luna por tocar una estrella. Así que no sé qué será de mi mañana. Pero este sol siempre va a ser el mismo que el tuyo.
Yo te elijo a ti.  Así que no, no sé dónde estaremos dentro de diez años, ni se cómo se sale de Roma. No te puedo asegurar nada. Pero te prometo que pase lo que pase, estés donde estés, voy a acordarme de ti toda la vida. Y por eso mi luna va a estar siempre contigo. Porque tú, me enseñaste a vivir cada día como el primer día… como el resto de mi vida. Y eso, eso no lo voy a olvidar nunca.







 (Cori G. Martos)

Corazón de piedra

Me voy a disfrazar de súpermujer con un corazón de piedra, 
Si vuelves por aquí. 
Y aunque no sea verdad voy a presumir, 
Diré que me siento entera y me acabas de partir. 



Que todo va genial, que ha sido fácil, 
Que a mi disimular se me da muy bien. 

Si quieres te digo que estoy muy bien, 
Que haberlo dejado fue lo mejor, 
Que lo decidimos los dos y que a nadie le dolió. 
Bien, si quieres te digo que estoy muy bien, 
Que nunca me había sentido mejor, 
Que somos amigos y que, cuentas conmigo. 

Me voy a divertir hasta conseguir que la mente me persiga, 
Y se aleje de ti. 
Si, hoy voy a salir hasta que por fin recupere la autoestima, 
Y deje de sentir. 

Que te quiero abrazar, que no es tan fácil, 
Que no he sido capaz, que soy tan frágil, 
Que a mi disimular se me da muy bien. 

Si quieres te digo que estoy muy bien, 

Que haberlo dejado fue lo mejor, que 
Lo decidimos los dos, y que a nadie le dolió. 
Bien, si quieres te digo que 
Estoy muy bien, que nunca me había sentido mejor, 
Que somos amigos, y que, cuentas conmigo. 

Que ya lo superé, que no me importa, 
Que me han visto crecer desde que 
Estoy sola, que a mi disimular se me da muy bien. 



martes, 28 de julio de 2015

Que yo nunca sería el superhéroe que te salvase del desastre. 
Yo era mucho más que un desastre. 
Yo era el desastre. 

Era tu desastre.


lunes, 27 de julio de 2015

"Ojalá aparezcas, y notes que detrás de tanta oscuridad que sientes, hay cosas sencillas que dan luz. Podrías abrir la nevera...prepararte un colacao conmigo. Reír mucho. Llamar al chino. Y darte cuenta que al final del túnel no hay luz. Pero estoy yo."
Defreds



A la espera


Pues menuda putada
Una putada bien grande
Una mierda
Una GRAN MIERDA



martes, 21 de julio de 2015

Esto es lo que una ruptura sentimental hace a tu cerebro

Cuando el amor de tu vida te deja, te vas a volver un poco loco. Pero en realidad es una forma bastante específica de locura: y es que en ese momento hay diferentes sistemas neuronales en conflicto dentro de tu cerebro. Es como si te estuvieses enamorando de nuevo, solo que a la inversa. Esta es la explicación que da la neurociencia.



Adicto al amor

No importa si estuviste junto a tu ex por seis meses, cuatro años o más. Una ruptura amorosa devuelve a tu cerebro a la etapa inicial de tu relación, esa en la que parece más bien una obsesión. Todo te recuerda a esa persona, una foto, lugares que solían ir juntos, pensamientos aleatorios; todo eso desencadena la actividad de un tipo específico de neuronas dentro del núcleo caudado y el área tegmental ventral del cerebro. Estas son las mismas partes del cerebro que se iluminan cuando los científicos someten a una resonancia magnética a personas que se encuentran en esa adorable etapa que solo puedo llamar la etapa de “no puedo pensar en nada más que en ti”, y los hacen ver fotos de sus seres queridos.
De hecho, estas mismas partes del cerebro también son las que responden a los efectos de la cocaína y la nicotina.
Activar estas neuronas también libera grandes flujos del neurotransmisor conocido como dopamina, la cual activa circuitos dentro del cerebro que crean un deseo por más, mucho más. Ese deseo te motiva, y te anima a probar nuevas cosas que te ayuden a obtener eso que necesitas. En el caso de los romances, eso que necesitas es más de tu ser querido.
Mientras una relación va evolucionando y desarrollándose hasta ser una relación de largo tiempo, esa obsesión se va desvaneciendo, incluso cuando el pensar en tu pareja aún te da ciertos cosquilleos en esa misma parte del cerebro. Pero si rompen, todos esos viejos sentimientos de “necesito mucho más de ti” regresan casi de inmediato. Esa parte del cerebro sigue esperando su dosis de romance, pero no están obteniéndola, y como si se tratase de una adición a alguna droga, va a hacer algo para llamar tu atención y hacerte responder ante esas necesidades.
En este nuevo contexto y situación, este sistema del cerebro se transforma en la parte que te va a motivar a que hagas algo realmente estúpido, como llamar borracho a tu ex, o tener el famoso “sexo de ruptura”.
Lucy Brown, una neurocientífica de la Universidad de Medicina Einstein, quien ha estudiado la respuestas del cerebro ante el romance durante toda su carrera, explica que esta motivación es aún más extrema que cualquier otra forma de rechazo social, porque el romance está mucho más ligado a la parte más primitiva del cerebro. Ella asegura que:
“Otras clases de rechazo social son mucho más cognitivas, mientras que el rechazo romántico es algo que puede cambiarte la vida, y se relaciona con sistemas que están al mismo nivel que el sentirse hambriento o sediento”.
No es de extrañar que duela, literalmente.

El dolor es real

Cuando tu amor te deja, es bastante probable que vas a sentirlo de verdad. Tu pecho se siente apretado, tu estómago revuelto, o incluso te sientes desesperado. Dos estudios se han dedicado a estudiar a fondo los cerebros de personas que estaban en medio de la agonía de una ruptura y encontraron que no solo una región del cerebro se iluminaba cuando les hacían una resonancia magnética. También se percataron de que había actividad cerebral en las partes que controlan el estrés y el dolor físico. Siendo más específicos, las partes del cerebro que recogen las sensaciones de dolor relacionadas al mundo exterior estaban tranquilas e inactivas, pero de igual manera los sistemas que se conectan a estas partes encargados de controlar cómo reacciona el cuerpo ante el dolor estaban bastante ocupados diciéndole al cuerpo que algo horrible estaba sucediendo.
Y dado que el cerebro controla el cuerpo, encender esos sistemas puede desencadenar una cascada de efecto; por ejemplo, liberar hormonas del estrés que atacan directamente al corazón, el sistema digestivo e incluso al sistema inmunológico. En algunos casos extremos, el estrés puede crear una condición cardíaca llamada “cardiomiopatía Takotsubo”, mejor conocida como el “síndrome del corazón roto”, que a veces puede conducir a la muerte.
Afortunadamente, esos casos son muy raros. Pero, aún así, el dolor de un rechazo romántico puede durar mucho tiempo. Brown asegura que en promedio esta sensación de dolor puede durar desde los 6 meses hasta los 2 años, aproximadamente, pero este tiempo varía dependiendo de cada persona. En realidad, el dolor es una parte natural del proceso. Las rupturas duelen porque activan sistemas relacionados con cómo conectamos con otras personas. “Es un sistema que intenta mantenernos juntos”, explica Brown. “Cuando vivimos algún tipo de separación, estos sistemas nos hacen esforzarnos para acercarnos de nuevo a esa persona. Y si las dos personas involucradas están trabajando en lo mismo, va a funcionar”. Pero cuando no es así, puede doler tanto como que se te rompa un hueso.


¿Qué puedes hacer?

Por ahora, todas estas resonancias magnéticas se han hecho a personas que han sido “dejadas”, pero no a los que dejan, por lo que la ciencia no tiene idea de qué pasa por la mente de esa persona. Quizás, con el tiempo, las mismas conexiones neuronales pueden hacer hacer que tu amante sienta cada vez menos amor por ti hasta que un día esos sentimientos cálidos de apego romántico hayan desaparecido.
Y en ese momento es que llega la típica charla de “tenemos que hablar”.
Pero cuando tienes el “corazón roto” no hay nada que te impida probar cosas que estimulen y animen a tu cerebro a volver a ser como antes y estar bien. De hecho, existe evidencia de que inmediatamente después de la ruptura tu cerebro comienza a trabajar en ayudarte a superarlo. Esos mismos análisis de los “dejados” que mostraban que sus cerebros estaban inundados en dolor y deseo también mostraban actividad en regiones de la corteza frontal del cerebro que inhibe impulsos y mejora la conducta.
En resumen, según explica Brown, tu cerebro lo que está tratando es de regular y controlar tus emociones encontradas, para tratar de evitar que hagas al menos una de esas cosas locas que por alguna razón sientes que debes hacer. Está tratando de ayudarte a poner tu vida en orden de nuevo. Vas a tardar en superarlo, pero después de algún tiempo la actividad cerebral relacionada a la obsesión de romance se irá. Hasta entonces, Brown sugiere ayudarte a ti mismo con algunos ejercicios, como por ejemplo: “Cuando comiences a pensar en esa persona, en lugar de recordar lo buena que era la relación, intenta enfocarte en recordar todo lo malo que te hizo”. Sí, eso puede ayudar.

BY GIZMODO

jueves, 16 de julio de 2015

COSAS QUE SI

Operarme los pecho, mantener a raya mi tripa, casarme con Juan.

Tener al menos 3 hijos. Ver a todos los niños, primos corretear por el jardín.
Disfrutar de mis hijos. Pararte a verlos, pararte a ver que quieren que sienten, pararte a hacerles feliz.

Tener una casa con un jardín para toda la familia.
Hacer barbacoas. Disfrutar con la familia y los amigos los fines de semana. 

Divertirme, reírme, disfrutar de Juan, hacer una guerra de almohadas, enseñarnos cosas.
Viajar: Rusia, Australia, Iraq, San Francisco de nuevo, Estados Unidos, mas sitios de Sudamérica.

Que mi madre, mis hermanos y Juan estén siempre conmigo. 
Morir los 2 juntos. Como los abuelos de California que acaban de salir en las noticias.




martes, 20 de enero de 2015

Parejas Felices

Os dejo un video de Elsa Punset para ayudaros en las relaciones de pareja. 



Tengo la suerte de poder decir que formo parte de una pareja feliz (Virgencita virgencita...(Esta era la forma de decir toco madera de mi abuela, y es mejor porque no tengo que ir buscando algo de madera). Supongo que habrá más cosas que conforman que seamos felices, cuando lo pienso no entiendo porque tanta suerte, tanta coincidencia, es como el big bang, los astros se organizaron y dieron paz y amor en mi relación. A ver si un día doy un paso en falso, me despierto del sueño en el que vivo y todo ha sido una broma.

Bueno a lo que iba, que la película en la que vivo no tendrá que ver solo con estos consejos de Elsa, pero me ha sorprendido porque los llevamos a cabo. Mi pareja y yo tenemos que organizar un plan cada semana, cada semana le toca a uno organizarlo. La actividad es sorpresa para la otra persona, asi que aunque sean actividades distintas y que no te apetecerían normalmente no puedes decir que no, (aunque siempre ideamos planes que creamos que nos van a gustar a los 2).  Empezamos hace tres meses con esta idea, y la verdad es que se nota muchisimo, sobre todo en invierno, que cuando te quieres dar cuenta, no sales de comer con la familia, cine y cena (se nota la felicidad por si no ha quedado claro).

Supongo que ahora podemos hacerlo todas las semanas (o casi, porque luego está en las que estoy enferma, una media de 1 mes al año...) y que luego con niños pues no sé cómo te las puedes arreglar. O tienes dinero para una empleada... o tus hijos tienen unos abuelos muy majos. Bueno que ya me voy de tema y me empiezo a preocupar por los hijos que aún no tengo...

Otra idea que llevamos a cabo, es planear 1 día entre semana para salir a tomar una caña. Aunque sea salir media hora al bar de abajo. Pero así rompemos la rutina.

Bueno y lo de ser su mejor Fan... eso esta tirado, porque estoy con el mejor!!

Y para finalizar os dejo una recomendación mía: ¡Muchos besos en la boca...largos y lentos!

miércoles, 14 de enero de 2015

Optimistas para Sobrevivir

Los humanos somos optimistas por naturaleza al gozar de un cerebro positivo irracional. Creer en un futuro mejor nos predispone a estar más sanos, a esforzarnos más, a perseguir metas con mayor perseverancia, a poner más empeño en nuestros proyectos. 

Es una cuestión de supervivencia.



Piensa si te crees más o menos diestro al volante que los demás. Probablemente estes convencido de que lo haces mejor. El 93% de la población cree estar por encima de la media en cuanto a conducción, pero eso es imposible pues no todos podemos ser superiores al promedio. Esto es lo que se denomina ilusión de superioridad

Otro ejemplo: se acercan las vacaciones y dudas entre realizar un viaje a algún lugar remoto o pasar un relajado estío en el pueblo de la costa de toda la vida. Sea cual sea el lugar escogido, seguramente dareis con muchas razones lógicas (llámenles excusas) para creer y justificar que la elección tomada fue la mejor. Tendemos a pensar que nuestros motivos son fundados y a este hecho se llama la ilusión introspectiva. 

En tercer lugar, pese a los altibajos de la vida, sobreestimamos las experiencias positivas que nos depara el futuro e infravaloramos lo negativo. Seremos longevos, tendremos éxito profesional, gozaremos de una salud de hierro… En definitiva, el futuro será mejor que el presente. Quizá acabe siendo así, pero no tiene por qué; muchas veces las expectativas se tuercen. Es el llamado sesgo optimista y este carácter nos permite salir adelante y no parar. 

La mejor noticia es que podemos ser conscientes de esta visión optimista de la vida ya que sucede lo mismo que con las ilusiones ópticas, que aunque uno las entienda, no desaparecen.

Así que ya sabeis: poneros las gafas de cristales rosa y saca partido a tu optimismo. 



***Estudio de Tali Sharot